Escandaliza guarura de Edith en bar de Chetumal

Interfiere en riña a pedradas de su hijo y persigue armado a jóvenes a travé s de la

s calles de la capital.

Noticias de Quintana Roo | Diario La Verdad

Sandra Romero

Chetumal<

/strong>

Elementos de la policía Municipal y Estatal Preventiva en Othón P. Blanco, detuvieron al jefe de escoltas de Edith Mendoza, president a municip

al de Tulum, Adrian Valdovinos, junto con su hijo, Adrian Valdovinos Cohuo, por protagonizar una riñ a en un

a discoteca de Chetumal.

En el auto d

el jefe de escoltas se encontraron armas.

De acuerdo con los testigos, un grupo de “juniors” armados hasta los dientes, golpearon y amagaron con armas de fuego a un grupo de jóvenes que se encontraban en la discoteca “Rock Shot” y, se asegura, el hijo del escolta de la presidenta municipal de Tulum, ordenaba a sus guardaespaldas que abrieran fuego contra los jóvenes afectados.

Los hechos ocurrieron al filo de las 03:00 horas de la madrugada de ayer domingo, en el interior de la discoteca Rock Shot donde se encontraban Elvia Gabriela Santuario Centeno y su novio Mario Díaz Álvarez, acompañados de sus amigos.

En ese instante llegaron a la discoteca, Julio Adrián Valdovinos Cohuo, hijo del jefe de escoltas de la presidenta municipal del Tulum, también de nombre Adrián Valdovinos, quien se encontraba acompañado de sus familiares y amigos, Carlos Cautiño Valdovinos, Efraín Cerecedo, David Quiñones y Víctor Pacheco.

PERSECUCIÓN ARMADA

El pleito inició según testimonios porque gente del primer grupo llamó al hijo del escolta “Freson”, lo que lo indignó e hizo soltar golpes en la discoteca, por lo que todos los involucrados decidieron salir del lugar para continuar la riña en la calle.

Ahí los integrantes de cada grupo se comenzaron a tirar piedras y una de las cuales dio en el cristal trasero de una camioneta Town & Country con pacas de circulació n UUV-2936.

Esto provocó la intervención del jefe de escoltas de Edith Mendoza, Adrian Valdovinos, quien, a bordo de una Suburban oficial color blanca, persiguió a los agraviados que viajaban en una camioneta Ford Lobo y un Volkswagen a quienes interceptaron en la avenida Insurgentes frente a las instalaciones de Seguridad Pública Estatal

Los perseguidos solicitaron el auxilio de una patrulla de la Policía Municipal Preventiva que se encontraron en la avenida Insurgentes, no antes que Adrián Valdovinos les cortara el paso y descendiera de su vehiculo empuñando dos pistolas calibre 9 milímetros y un arma larga tipo R-15, con la que, en conjunto con su hijo y otra gente de su grupo, arrojaran al suelo a Mario Diáz Álvarez y le apuntara con un arma en la cabeza.

Sin embargo, todos los agresores, Julio Adrian Valdovinos Cohuo, Carlos Cautiño Valdovinos, Efraín Cerecedo Anaya, David Adrián Quiñones y Víctor Pacheco Aguilar, fueran detenidos por policías municipales por lesiones y daños y enviados con el Ministerio Público.

Según narraron los afectados, los policías además aseguraron 3 armas de fuego, 2 pistolas calibre 9 milímetros y un arma larga, llevado todo esto ante el jurídico de la PEP

Ninguna de las personas detenidas armadas fueron hasta acusadas uso indebido de armas de uso exclusivo del ejército.

Asegurados

Sorprendidos en el momento en el que perseguían a jóvenes.

5 Es la cifra de detenidos por parte de la policía municipal en Chetumal.

Armas no son contempladas

Extrañamente ninguna de las personas detenidas con armas de fuego fueron hasta ayer puestos a disposición del M.P. por uso indebido de sus armas de uso exclusivo del ejército.

Adrian Valdovinos acudió a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJE), para resolver el problema de su hijo tratando de llegar a un arreglo económico con los afectados, de donde se pudo averiguar se encuentra adscrito como Policí a Judici

al, pero actualmente comisionado con la presidenta de Tulum.